¿A qué temperatura debemos tomar el vino tinto?

El vino tinto nos recuerda a las comidas de otoño-invierno que necesitan acompañarse de un vino estimulante, que caliente el cuerpo y el espíritu, pero, ¿a qué temperatura debemos tomarlo? Los vinos tintos con cuerpo, con un contenido de alcohol más bien alto, generalmente ​​se sirven a temperatura entre los 14-18 °C.

Los vinos invernales tienen más cuerpo y son más complejos, con una acidez menor, y frecuentemente envejecidos en roble. Si se ha comprado un vino de Borgoña, es mejor guardarlo para el invierno, sabiendo que es un vino en el que puede confiar, y servirlo con un rico estofado de carne o un asado de carne roja.

En invierno buscamos vinos que nos hagan sentir calor y confort, los vinos tintos con cuerpo que resulten un placer al disfrutarlos cuando se lee al lado de la chimenea, o el brasero, y que queden bien con los platos más bien pesados que nos apetecen cuando hace frío. Aunque es cierto que para los amantes del vino, no hay una época concreta para degustar un buen tinto, pues cualquier fecha en el calendario es buena.

Existen enfriadores para vino tinto que mantienen la temperatura óptima, independientemente de la temperatura exterior de la vivienda o local donde se encuentren. Esto es ideal cuando se quiere disfrutar de todo el sabor y el cuerpo de un buen vino, sin pasar por alto ciertos matices, debido a una temperatura incorrecta.

Al necesitar una temperatura aproximada de 16º, no se recomienda mantener la botella de vino en una nevera convencional.

Ni qué decir tiene que dará lo mismo que sea verano o invierno; conseguir apreciar todos los sabores y olores de un vino tinto resulta mucho más delicado que cuando hablamos de un blanco o un rosado, y por ello hay que servirlo a los grados adecuados con el objetivo de sentirlo en toda su esencia. Así pues, apunta, porque tus dudas sobre la temperatura ideal del vino tinto se disiparán cuando acabes de leer nuestras recomendaciones.

¿Cuál es la temperatura ideal para el vino tinto y de qué depende?

Es muy habitual creernos el falso mito de que la temperatura ideal para el vino tinto es la “temperatura ambiente”. Sin embargo, este término (acuñado en Francia cuando las casas no disponían de calefacción y las botellas se conservaban en bodegas para servirse tiempo después de estar en una habitación a la temperatura recomendada de 16 °C) dejó de tener sentido cuando en cualquier lugar donde disfrutamos de estos vinos, comenzamos a disponer de calefacción.

Por lo tanto, para saber a cuantos grados debe estar el vino tinto, hay que tener en cuenta sobre todo qué tipo de vino es. En el caso de los vinos crianzas y reservas, estos deberán servirse entre los 14-18 °C.

En este video, el Sommelier Marcelo Antin nos detalla las características y las ventajas de servir un vino a la temperatura correcta:

¿Cómo y dónde conservar el vino tinto?

Por ejemplo, si estamos tratando de conseguir la conservación ideal para un vino tinto, debemos saber que no puede verse expuesto a alteraciones bruscas en el clima que le rodea, ni a vibraciones ni a la luz natural. Si queremos conservar nuestro vino tinto de forma óptima, debemos tener en cuenta que la temperatura ideal será entre los 14ºC y 16ºC, de modo que debemos buscar una habitación con esta temperatura o, si somos unos grandes amantes del vino tinto, hacernos con armarios climatizados para lograrlo.

También hemos de tener en cuenta que el corcho de la botella debe estar siempre húmedo en la parte interior, en contacto con el vino y, por lo tanto, este debe almacenarse en posición horizontal.

Como sabrás, lo mejor es abrir una botella y dejar que se oxigene un mínimo de 40 minutos –aunque sabemos que no siempre es posible–. En este caso, lo más adecuado para mantener la temperatura es hacerlo en una estancia donde no se vaya a calentar.

5 Consejos para conservar el vino tinto:

  1. No exponerlo a cambios bruscos de temperatura.
  2. No estar expuesto a vibraciones.
  3. No exponer a la luz solar directa ni a la luz natural.
  4. Conservar entre 14 y 16 grados.
  5. Almacenar el vino de manera horizontal, para que el corcho se mantenga húmero por su parte interna.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *